1 DE CADA 3 VALENCIANOS AFIRMA DORMIR PEOR DEBIDO A LA COVID-19

Valencia afronta la segunda ola de la pandemia y uno de los efectos más invisibles en nuestra sociedad -pero que pasará factura- es el notable descenso de la calidad del sueño entre los valencianos. La situación de incertidumbre que estamos viviendo desemboca en un aumento de niveles de estrés y preocupación constante por el trabajo y la salud, lo que conlleva alteraciones en nuestra rutina de sueño y desencadena graves consecuencias en nuestro bienestar físico y también emocional.

El 15% de los valencianos se acuestan más tarde, el 66% ha modificado su hora de levantarse y el 35% duermen peor que antes de la pandemia

LOMONACO, marca líder en descanso y preocupada por la situación actual, ha puesto en marcha ha puesto en marcha el primer estudio de la Cátedra del Sueño junto a la Universidad de Granada sobre cómo están cambiando las rutinas de sueño entre los valencianos debido al Covid-19 y arrojar luz sobre la importancia de contar con una buena higiene de sueño para sobrellevar, de la mejor manera posible, la pandemia tanto a nivel físico, como emocional.

5 cambios que la pandemia ha provocado en el sueño de los valencianos:

  1. La hora de acostarse se ha modificado: un 40% de los valencianos ha modificado su hora de acostarse y un 15% se acuesta más tarde que antes de la pandemia. La mayoría coincide en que se acuestan más tarde de las 00:00 horas.
  2. La alarma cambia de hora: el 66% afirma que ha modificado su hora de levantarse. 1 de cada 5 valencianos se levanta más tarde incluso de las 10 de la mañana.
  3. Ahora nos despertamos más por la noche: el estudio confirma que, debido a la pandemia, un 33% de los valencianos se despierta más durante la noche.
  4. La calidad del sueño: el 35% de los valencianos afirma dormir peor desde que llegó la pandemia y, por tanto, no está satisfecho con su calidad del sueño.
  5. Somnolencia durante el día: el 27% de los valencianos afirma tener más somnolencia durante el día. Una peor higiene del sueño de manera sostenida en el tiempo produce que durante el día nos encontremos con menos energía para afrontar la jornada y una sensación de cansancio constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.