El uso del contenedor amarillo creció un 8,5% y el del azul bajó 0,3% en un 2020 marcado por la pandemia

A pesar de la excepcionalidad vivida durante gran parte del 2020 y que continúa en la actualidad como consecuencia de la Covid-19, el reciclaje de envases volvió a consolidarse un año más como una práctica medioambiental muy extendida en la sociedad española.

Así se desprende de los datos de participación ciudadana proporcionados por las 8.000 entidades locales de toda España a Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro encargada de la gestión de los envases domésticos ligeros.

Estas cifras confirman el crecimiento, un año más, en la cantidad de estos residuos que los ciudadanos depositaron en el contenedor amarillo (destinado a envases de plástico, latas y briks) y, de forma excepcional, un ligero descenso en el contenedor azul (papel y cartón).

En este sentido, cada ciudadano depositó 18,6 kg de residuos – un 8,5% más respecto al año anterior – en los 388.174 contenedores amarillos destinados a los envases domésticos de plástico, metal y brik – que los ciudadanos tienen a su disposición. Una cantidad que, durante los últimos cinco años, se ha incrementado un 41% y que refleja el creciente compromiso ciudadano con el reciclaje de estos envases.  Pero hay que seguir reforzando y sensibilizando para afinar la separación que los ciudadanos hacen en sus hogares, ya que de los kilos que cada ciudadano depositó en el contenedor amarillo, 5,3 kg fueron de residuos que no están destinados a este contenedor, es decir, que no son envases.

 

Por su parte, cada ciudadano depositó 19,3 kg de papel y cartón en los 229.594 contenedores azules que hay situados en la vía pública, un 0,3% menos que en 2019. Una caída marcada por la excepcional coyuntura vivida durante 2020, durante la que se ha producido una caída del uso del papel y cartón debido a una menor actividad comercial. De hecho, y a pesar de esta caída puntual, en los últimos cinco años, la cantidad depositada en los contenedores azules ha aumentado un 24,6%. Cabe destacar que, en estos contenedores, además de envases domésticos de papel y cartón, se depositan otros residuos, como el papel y el cartón comerciales y las revistas.

En total, gracias al esfuerzo y compromiso de la sociedad, en 2020 se entregaron a instalaciones recicladoras homologadas un total de 1.490.283 toneladas de envases domésticos para su posterior reciclaje, un 1% menos que el año anterior.

Atendiendo al tipo de material, 616.282 toneladas recuperadas fueron a envases domésticos de plástico; 249.231 toneladas envases domésticos metálicos –como latas de conservas o refrescos; 617.333 toneladas papel y cartón; y 7.435 toneladas madera.

Gracias a estos datos, se evitó en 2020 la emisión de 1,67 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, cantidad que equivale a lo que emiten las calefacciones de 800.000 personas (la población de la provincia de Tarragona) durante un año. Asimismo, se ahorraron 20,29 millones de m3 de agua y 6,37 millones de Mwh de energía.

El reciclaje en Valencia tendrá premio presentamos RECICLOS de Ecoembes

La Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Valencia, y Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en España, han presentado esta mañana en la capital valenciana RECICLOS, el primer sistema de reciclaje del país que aúna tecnología y recompensas. Creado por Ecoembes, RECICLOS es un Sistema de Devolución y Recompensa (SDR) que premia a los ciudadanos que reciclan sus latas y botellas de plástico de bebidas a través de incentivos sostenibles con los que podrán mejorar su entorno más cercano y que van desde opciones de movilidad sostenible –como abonos mensuales de transporte público, un patinete eléctrico o un tour en bicicleta por la ciudad- hasta bonos para apoyar la compra de alimentos ecológicos y de proximidad en comercios de la ciudad.

Valencia se convierte, así, en la ciudad con mayor población en apostar por este pionero sistema de reciclaje, desarrollado con talento 100% español, que hace uso de la tecnología móvil con el fin de adaptarse a los hábitos cada vez más digitales de los ciudadanos. Con RECICLOS, la ciudad valenciana reafirma su compromiso con la economía circular a través del reciclaje y valiéndose de la tecnología para dar respuesta a las demandas ciudadanas.

En los próximos meses, gracias a RECICLOS, más de 790.000 valencianos y valencianas podrán reciclar sus latas y botellas de plástico de bebidas en los más de 2.200 contenedores amarillos situados en la vía pública, a los que se les incorporará tecnología, y en máquinas de reciclaje instaladas en estaciones de transporte, centros comerciales y de ocio, obteniendo recompensas por ello.

Este lanzamiento ha sido presentado hoy en un acto al que han asistido Joan Ribó, alcalde de la ciudad de Valencia; Mireia Mollà, consellera d’Agricultura, Desenvolupament Rural i Emergència Climàtica de la Generalitat Valenciana; Sergi Campillo, vicealcalde y regidor d’Ecologia Urbana, y Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes. Durante la presentación se ha hecho una demostración, junto a un contenedor amarillo que ya tiene la tecnología incorporada, de cómo los valencianos podrán reciclar a través de su móvil.

Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, ha afirmado durante el acto que “al compromiso y buen hacer de la Comunidad Valenciana en materia de reciclaje de envases, que en 2019 lideró el ranking nacional de crecimiento de aportación al contenedor amarillo, se le suma ahora su apuesta por este Sistema de Devolución y Recompensa que hemos puesto en marcha desde Ecoembes y que, sin duda, contribuirá positivamente a seguir manteniendo ese liderazgo”. Sobre RECICLOS, Martín ha añadido que “desde Ecoembes nos encontramos en constante escucha social porque creemos que hay que dar respuesta a las demandas de los ciudadanos. RECICLOS es un ejemplo de ello, es la evolución del actual sistema de reciclaje, que ha demostrado que funciona y que ahora, gracias a la tecnología y la innovación, puede adaptarse aún más a una sociedad cada vez más conectada y comprometida con mejorar su entorno más cercano”.

Tres sencillos pasos para obtener recompensas

Para hacer uso de RECICLOS, los valencianos solo tienen que conectarse a la webapp, escanear con su teléfono móvil el código de barras de la lata o botellas de bebidas que quieran reciclar y depositarlo en uno de los contenedores amarillos disponibles en la vía pública o en las máquinas de reciclaje que se instalarán en estaciones de transporte, centros comerciales y de ocio. Al hacerlo, obtendrán puntos, denominados RECICLOS, que podrán cambiar por distintas recompensas con las que contribuirán a mejorar su entorno más cercano.

El Sistema de Devolución y Recompensa RECICLOS nace en TheCircularLab, el centro de innovación abierta de Ecoembes. Después de su implantación en más de 15 municipios de Cataluña y tras haberse puesto en marcha recientemente en Ciudadela de Menorca (Islas Baleares), Calahorra (La Rioja), Huesca (Aragón), Bullas (Región de Murcia) y Getafe (Comunidad de Madrid) y Sevilla (Andalucía), RECICLOS llega ahora a Valencia. En 2021, se prevé que este pionero sistema de reciclaje esté presente en todas las regiones de España, contando tanto con contenedores amarillos que incorporen su tecnología como con máquinas situadas en otros espacios públicos, facilitando así el reciclaje de las latas y botellas de plástico de bebidas generadas tanto en los hogares como fuera de ellos.

La Cofradía de Pescadores de Castellón, Ecoembes y Fundación Ecoalf reciben el premio Faro PortCastelló a la Protección Medioambiental

La Cofradía de Pescadores de Castellón, Ecoembes y Fundación Ecoalf han sido distinguidos con el premio Faro PortCastelló en la categoría de Protección Medioambiental, la cual reconoce el mérito al trabajo realizado para garantizar la sostenibilidad y la protección medioambiental en el puerto de Castellón. En concreto, este galardón pone en valor la misión que estas tres organizaciones han llevado a cabo mediante la iniciativa “Upcycling the Oceans”, proyecto pionero en el mundo, que busca dar una segunda vida a la basura que está destruyendo los océanos.

Estos premios, que tienen como fin reforzar el sentido de pertenencia a la Comunidad Portuaria de Castellón, contribuyen al conocimiento de iniciativas novedosas, y reconocen el valor de las actuaciones realizadas en favor del puerto castellonense.

 “Es un orgullo para nosotros recibir esta distinción de manos del Puerto de Castellón, valorando el esfuerzo que hacemos cada día para poder mantener nuestros mares limpios y libres de basura. Una labor que realizamos de manera desinteresada”, ha asegurado Manuel Peña, Patrón Mayor de la Cofradía de pescadores de Castellón.

A sus palabras se unen las de Nieves Rey, directora de comunicación y marketing de Ecoembes, que no duda en reconocer “el trabajo que las cofradías hacen cada día es una labor digna de ser premiada y reconocida por el resto de la gente, a quienes también intentamos concienciar para que entiendan que, sin su compromiso, limpiar toda la basura de los mares será imposible” y las de Irene Díez, directora general de la Fundación Ecoalf, que señala que “Castellón fue uno de los puertos piloto de Upcycling the Oceans por lo que éste es un gran reconocimiento al trabajo voluntario que estos pescadores llevan haciendo más de 5 años”.

Upcycling the Oceans: un proyecto pionero en el mundo

Upcycling the Oceans, creado en 2015, pretende recuperar la basura depositada en los fondos marinos y asegurar su sostenibilidad mediante la colaboración de aquellos que trabajan tanto dentro, como fuera del agua. Para ello, los pescadores en barcos de arrastre recuperan basura que reside en los mares, la cual depositan en contenedores habilitados cuando llegan a puerto. Más tarde, estos residuos se seleccionan y, aquellos que son plásticos PET, se reciclan y convierten en granza, con la que, a continuación, se fabricará hilo para elaborar tejidos y, más tarde, prendas de ropa.

La Cofradía de Castellón forma parte de los 14 puertos que colaboran en el proyecto “Upcycling the Oceans” en la Comunidad Valenciana y que, en 2019, entre todos ellos, consiguieron extraer más de 76.000kg de basura marina gracias a la colaboración de cerca de 923 pescadores al frente de 205 barcos de arrastre. Además, esta Cofradía también colabora en la categorización y análisis de la basura marina recogida por los arrastreros, gracias a su implicación en la Plataforma Marnoba de la Asociación Vertidos Cero, desarrollada con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) y KAI Marine Services. A través de esta aplicación se registran los principales datos que caracterizan los residuos marinos recuperados, tales como fecha de recogida, nombre de la embarcación o coordenadas del lance, entre otros.  

Asimismo, la actividad de Upcycling the Oceans en la Comunidad Valenciana ha contribuido en gran medida a conseguir los exitosos resultados registrados a nivel nacional.  En concreto, durante 2019, se recogieron 151.975 kg. de residuos de los fondos marinos españoles, cifra que se pudo alcanzar gracias a que fueron más de 2.600 pescadores implicados de forma altruista al proyecto. Ellos estuvieron al frente de los 550 barcos pesqueros de arrastre, ubicados en 40 puertos pesqueros de la costa española.