La telemedicina ha llegado para quedarse

La segunda edición del #BHHSummit celebrada el pasado jueves 29 de octubre, se hizo de forma virtual por las restricciones debidas al COVID-19.

De esta forma el congreso organizado por Barcelona Health Hub (BHH) se consolida como el evento de referencia de la e-Health a nivel mundial.

“Hemos contado con panelistas del más alto nivel que nos han acercado un poco más cuál es la realidad de la e-Health hoy en día. Y, a pesar de todas las dificultades vividas por la pandemia de la COVID-19, una de las ideas que nos han trasladado es que esta situación ha supuesto un acicate para el desarrollo de las nuevas tecnologías y este año supondrá un verdadero punto de inflexión para la e-Health

Una de las ideas más repetidas a lo largo del #BHHSummit ha sido como la telemedicina ha recibido un gran impulso con la situación derivada de la pandemia de la COVID-19.

Las restricciones impuestas en la primera oleada, con las que se buscaba reducir al máximo la interacción social, sumado al colapso de los sistemas sanitarios, hizo que muchas personas no pudieran acudir a los centros sanitarios. La solución fue evidente: la telemedicina.

Durante muchos años se llevaba alabando sus ventajas y posibilidades, aunque faltaba por dar el paso definitivo.

“Ahora hemos podido ver como la telemedicina nos ha ayudado a aliviar la presión del sistema sanitario, ha reducido el riesgo de infección y ha mejorado la accesibilidad, con un mayor confort y menor tiempo invertido por parte de los pacientes. Hemos visto que funciona y ha venido para quedarse definitivamente”, explicó Elena Torrente, Digital Health Development Deputy Director en DKV.

No solo ha demostrado su eficacia y eficiencia, sino que algunos panelistas como Eloy Gómez, Hematology Business Franchise Head de Novartis Oncology, consideran que se ha producido un verdadero cambio de paradigma. “Hemos pasado de atender a los pacientes cuando se produce un evento de salud a centrar nuestro foco en la prevención. Ahora podremos mover el foco de los sistemas de salud de la enfermedad a la salud y esto es una verdadera revolución”.

Con la implementación forzosa de la telemedicina se ha podido hacer una verdadera evaluación y a la vista de los resultados está claro que funciona. “Entre el 60 y el 70% de las consultas realizadas a través de la telemedicina han evitado que se produzca una visita presencial y hasta el 80% de los usuarios después de un año mantiene las aplicaciones de telemedicina en sus dispositivos, lo que nos indica su voluntad de hacer uso de ellas. Está claro que la telemedicina ayuda a ser más efectivo al sistema”, expuso Pablo Mas, COO en MeetingDoctors.

Así mismo, la telemedicina también aporta soluciones para uno de los grandes temores de la aplicación generalizada de las nuevas tecnologías, que es la deshumanización del sistema sanitario. “Al contrario, las consultas telemáticas han permitido durante los peores momentos de la pandemia mantener la conexión con sus médicos. Y la utilización de videollamadas para el manejo de los pacientes con COVID-19 ha servido también para reducir los riesgos de exposición al virus”, comentó César Morcillo, Medical Director de Sanitas Digital Health.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *