¿SOSTENIBILIDAD?: ¡UN JUEGO DE NIÑOS!

Mondo lanza BioBall, la primera pelota creada a partir de una nueva fórmula BIO, verde y sostenible que sustituye el 50% del plástico normalmente utilizado por un nuevo material derivado de vegetales y proveniente de fuentes renovables. Con el objetivo de incidir en la educación de las nuevas generaciones, convertirlos así en adultos más concienciados y de paso implementar un cambio real y efectivo en la industria juguetera – una de las que más utiliza los materiales plásticos – Mondo pone el foco en los niños. Ellos serán ellos quienes afronten el futuro y con iniciativas como esta pueden convertirse en los más fervientes defensores del medio ambiente y, además, enseñar nuevos aspectos a los mayores.

La nueva BioBall es la única pelota fabricada con una innovadora fórmula libre de ftalatos que remplaza el 50% de las materias primas de origen fósil con un nuevo material vegetal proveniente de fuentes naturales. Las propiedades intrínsecas del producto no solo lo convierten en la primera pelota verde, sino que contribuye a mejorar su flexibilidad y, en consecuencia, su valor de juego. Disponible en varios modelos, la nueva BioBall(s) ha sido enviada a Estados Unidos para medir su nivel de Carbono 14 en Beta Analytic (Maryland) y ha recibido el título “OK Bio-Based” por TÜV Austria, la organización europea líder en certificación orgánica que garantiza la alta calidad de la renovabilidad de las materias primas utilizadas.

El grupo multinacional, con más de 70 años de experiencia en la industria juguetera, ha realizado fuertes inversiones en investigación y desarrollo, comprometiéndose activamente para encontrar soluciones útiles y concretas que sustituyan los materiales plásticos con opciones medioambientalmente sostenibles. Los nuevos proyectos, por tanto, además de tener un impacto positivo en las emisiones de CO2, reduciéndolas en más de 2000 toneladas, también representa completamente la nueva política corporativa de Mondo, que establece objetivos serios de sostenibilidad medioambiental con el propósito de reducir el desperdicio y reutilizarlo como materia prima, así como mejorar la eficiencia energética y reducir los gases de efecto invernadero (GEI). El mensaje que Mondo desea comunicar a través de estos productos y su elección es el respeto por la naturaleza: un compromiso real para efectivamente contribuir a la concienciación, crecimiento y educación de las nuevas generaciones para ayudar a los niños del presente a convertirse en adultos más concienciados en el mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *